Nuestros jamones
Jamón de Bellota Ibérico
Jamón de cerdo de raza ibérica criado en libertad en dehesas, alimentado con pastos y bellotas en montanera. Periodo en el que los principales ácidos oleicos de las bellotas se infiltran en las carnes de esta especie, transfiriendo al jamón unos aromas y sabores exquisitos.

Producto natural sin aditivos artificiales. No contiene gluten.
Ingredientes: Jamón de bellota ibérico y sal marina.
Las piezas tienen una curación mínima de 36 meses.
Jamón de Cebo Ibérico
Jamón de cerdo de raza ibérica alimentado a base de piensos naturales de cereales.
Productos curados en secaderos propios según métodos tradicionalmente artesanales de forma lenta y natural.

Producto natural sin aditivos artificiales. No contiene gluten.
Ingredientes: Jamón de cebo ibérico y sal marina.
Las piezas tienen una curación mínima de 36 meses.

Garantía de calidad

Productos certificados por Calicer PI/0492/11 y Tierra de Sabor.
La trazabilidad durante todo el proceso productivo es controlada por certificadora externa, que acredita la procedencia del animal con su correspondiente factor racial y de alimentación.

  • Consumo

    El jamón debe consumirse a temperatura ambiente, es decir, a unos 21º.
    A esta temperatura se observará la brillantez de la grasa natural, mientras que si está demasiado frío el aspecto es más bien opaco.
    Hay que procurar cortar lonchas finas, de tamaño medio y con algo de grasa intramuscular para hacerlas más jugosas.
    Además de su incomparable sabor, las propiedades nutritivas del jamón ibérico de bellota son un fantástico complemento para una dieta sana y equilibrada.
    Cualquier época del año es buena para comer jamón ibérico, aunque en España es tradición en Navidades.

Los mejores jamones para usted